¿Cuáles son los procesos cognitivos básicos? Funciones

Índice
  1. ¿Qué son los procesos cognitivos?
  2. Procesos cognitivos básicos
    1. Percepción
    2. Atención
    3. Memoria
    4. Pensamiento
  3. Cómo mejorar los procesos cognitivos

Existen dos tipos de procesos cognitivos: los Procesos cognitivos básicos y los procesos cognitivos superiores. Gracias a ellos podemos recibir y procesar la información que nos envía nuestro entorno. Sigue leyendo y conoce más de estas actividades cerebrales inherentes al ser humano.

PROCESOS COGNITIVOS BÁSICOS

¿Qué son los procesos cognitivos?

Los procesos cognitivos, básicos y superiores, pueden definirse como un conjunto de acciones que permiten la recepción, modificación, procesamiento, almacenamiento y recuperación de la información que se recibe del entorno, a fin de interactuar con él y permitir el aprendizaje. Estas funciones, además, ayudan a decodificar esta información para la generación de conocimientos nuevos. Los procesos cognitivos son esenciales para la adaptación del ser humano a tu medio social y, por consiguiente, para la supervivencia.

La cantidad de tareas que realizan los procesos cognitivos es amplísima y todas ocurren, de manera continua e inconsciente, en el cerebro humano. Los procesos cognitivos no se suceden de forma aislada, sino que se manifiestan, en mayor o menor grado, en todas las tareas que se llevan a cabo.

Los procesos cognitivos básicos o inferiores se relacionan con la recepción y el mantenimiento de la información, sin que ocurra algún procesamiento complejo. Estos son: percepción, atención, memoria y el pensamiento. Los procesos cognitivos superiores se conciben como la unificación de la información que proviene de los procesos cognitivos básicos. Un ejemplo de ello es el aprendizaje, que involucra procesos como atención, memoria y pensamiento.

Procesos cognitivos básicos

Aunque para facilitar su estudio dentro de la psicología los procesos cognitivos básicos se presentan por separado, éstos mantienen una estrecha relación entre sí. Esto ocurre porque las diversas funciones mentales humanas requieren de la integración y conjunción coordinada de estos procesos. En este sentido, para que haya una satisfactoria relación con el entorno, los diferentes procesos psicológicos deben estar coordinados.

Hablar de procesos cognitivos produce cierta confusión, ya que no resulta fácil definirlos. Puede, por lo tanto, concebirse que los procesos cognitivos son las “operaciones mentales que realiza el ser humano de manera más o menos coordinada, a fin de lograr un producto mental”. Estos permiten percibir, procesar y acumular toda la información, tanto interna como externa.

PROCESOS COGNITIVOS BÁSICOS

Es importante tener en cuenta que en el procesamiento de la información las emociones tienen un papel preponderante. Esto se debe a que la experiencia brinda grandes aportes para dar significado a los datos que se reciben, por lo que facilita en proceso de interpretación y valoración de éstos. Por esta razón, puede considerarse que la emoción forma parte de los procesos cognitivos. A continuación, se explican los procesos cognitivos básicos, de acuerdo con la psicología:

Percepción

Aunque no existe una definición aceptada de forma unánime de la percepción, puede decirse que se trata del “proceso de extracción activa de información de los estímulos, elaboración y organización de representaciones que permiten darle significado a la misma”. Se diferencia de los otros procesos cognitivos básicos por tener su raíz en la interacción directa con el entorno a través de los sentidos. Se considera el punto de encuentro entre lo mental y lo físico.

La percepción es el proceso mental que permite al ser humano organizar toda la información que recibe del entorno interior y exterior, con el objeto de darle significado. La interpretación que cada persona hace de su entorno está determinada por su personalidad, la estructura biológica del cerebro, los intereses y las experiencias de vida. La percepción se puede dividir en:

  • Percepción visual: Tiene que ver con la capacidad que posee el ser humano para interpretar toda la información que percibe a través del sentido de la vista. Comienza a desarrollarse desde los primeros meses de vida. A medida que pasan los años, la percepción visual permite que se acumulen gran cantidad de sucesos y recuerdos, que son empleados al momento de construir las representaciones visuales y que son inherentes a cada individuo.
  • Percepción auditiva: Capacidad de los seres humanos para interpretar la información que percibe por medio de los oídos, gracias a las frecuencias emitidas por el sonido y el aire.
  • Percepción táctil: Permite procesar la información que se recibe a través de la piel, gracias al sentido del tacto.
  • Percepción olfativa: Se refiere a la capacidad humana de procesar toda aquella información que llega por medio del olfato. En este proceso cognitivo intervienen el bulbo olfativo y la corteza piriforme.
  • Percepción gustativa: Gracias a ella se puede procesar la información recibida a través del contacto de las papilas gustativas con ciertas sustancias químicas.

PROCESOS COGNITIVOS BÁSICOS

Atención

Es uno de los procesos cognitivos básicos que permite la toma de consciencia de lo que ocurre en el entorno, escogiendo sólo aquellos estímulos que podrían resultar útiles en algún momento y desechando los que no serán usados. Cuando una persona presta atención a una sola cosa se trata de atención focalizada, pero si atiende varias cosas a la vez, se trata de atención dividida.

Funciones de la atención

La atención permite la búsqueda y selección de información, lo que a su vez contribuye con el desarrollo de conductas conectadas con los estados de activación fisiológica. Es tal la coordinación que mientras unos procesos se activan, otros quedan inhibidos. Las funciones más importantes de la atención son: selección, vigilancia y control.

  • Selección: garantiza la escogencia de los estímulos sensoriales más importantes, tanto por lo significativos como por lo novedosos. Constituye un sistema que ayuda al sujeto a decidir la entrada de cierta información y desechar otra. En este sentido, se concibe como una capacidad limitada, ya que el cerebro no puede atender todos los estímulos, por lo que selecciona los más importantes, para percibirlos mejor y evitar recargarse. También ayuda en la selección de respuestas en función de cada estímulo.
  • Vigilancia: permite que la información seleccionada sea de interés para el individuo con el paso del tiempo. Esto contribuye con la memoria.
  • Control voluntario: luego de organizar y procesar la información, ayuda al organismo a reaccionar con rapidez ante ciertos estímulos.

Factores determinantes de la atención

Los mecanismos de atención son variables. El acto de prestar atención sobre un hecho o información, dependerá tanto de estímulos o factores externos, características individuales del sujeto o factores intrínsecos, a saber:

  • Factores extrínsecos: son aquellas características que poseen los estímulos para atraer la atención del sujeto en mayor medida que otras. Es un mecanismo automático, entre los que se pueden mencionar el tamaño, la posición, el color, la intensidad, el movimiento, la complejidad, relevancia y también la novedad.
  • Factores intrínsecos: se perciben como las características individuales y únicas del sujeto, de lo diferencian de otro frente a un estímulo. Estos pueden ser: las motivaciones, las intenciones y los intereses del sujeto. También entran en este grupo las expectativas de resultados, los estados transitorios como la fatiga el estrés o el consumo de sustancias estimulantes, los rasgos de la personalidad y el arousal, o estado de alerta que se percibe como la sensación de energía.

Memoria

La memoria es uno de los procesos cognitivos básicos que tiene como objetivo recibir, interpretar y almacenar la información que llega al cerebro, Es un proceso determinante para el aprendizaje y la definición de la individualidad en los seres humanos. La memoria puede clasificarse en dos tipos: memoria a largo plazo, que almacena los recuerdos, experiencias y conocimientos por mucho tiempo; y la memoria a largo plazo, que almacena la información de forma temporal.

Memoria sensorial

Almacena las sensaciones durante un tiempo muy corto, para luego transferirlas a la memoria de corto plazo o desaparecer. Este tipo de información es muy básica y es ajena al control voluntario y la consciencia por parte del sujeto. Se trata, entonces, de información del medio exterior que desaparecen de forma rápida si no intervienen los mecanismos de la memoria a corto o largo plazo.

PROCESOS COGNITIVOS BÁSICOS

La memoria sensorial incluye un conjunto de sistema en el que participan todos los sentidos. Las más estudiadas son las que se refieren a la información sensorial percibida por medio de la visión, o memoria icónica, y la información percibida a través de la audición, o memoria ecoica.

Memoria a corto plazo

Este tipo de memoria demanda un control ejecutivo y atencional para así mantener y controlar la información. A diferencia de la memoria sensorial, no proviene de un proceso automático. La memoria a corto plazo es también llamada memoria operativa, pues se emplea en la resolución de problemas y las respuestas ante los requerimientos del entorno, permitiendo así la interacción con éste.

En ella, los símbolos con los que se trabajan se mantienen presentes mientras se presta atención a lo que está ocurriendo, pero tan pronto se cambia de actividad, decae de manera súbita. También se la considera como el sistema central de la memoria. Es un tipo de almacén breve en el que permanece la información por alrededor de 15 a 30 segundos.

Aquí, se codifican las imágenes sensoriales ya construidas. Por esta razón, son menos ricas en detalles con respecto de la memoria sensorial. Esto se debe a que solamente capta las líneas generales, para poder realizar una codificación más precisa y detallada que asigne el significado o la semántica. Si la información que se almacena en esta memoria no es desechada, es enviada al tercer nivel, o memoria de largo plazo.

Memoria a largo plazo

Es el almacén donde se acumula una mayor cantidad de información por largo tiempo, en algunos casos, indefinido. Es lo que comúnmente se conoce como memoria. A diferencia de los otros tipos de memoria, la de largo plazo permanece en estados de inactividad o latencia. Para su recuperación, requiere de la aplicación de recursos específicos, los cuales están directamente relacionados con las características particulares de la instrucción recibida.

Con frecuencia, la memoria a largo plazo se divide en dos subsistemas, de acuerdo con el tipo de información que debe recordarse. En primer lugar está la memoria declarativa, que es la memoria sobre los hechos y acontecimientos. Por otro lado está la memoria no declarativa, que tiene que ver con las habilidades y estrategias. Ambas permiten el aprendizaje el aprendizaje explícito e implícito, es decir, el saber qué y el saber cómo.

Pensamiento

Se encarga de procesar todo tipo de estímulos como símbolos, experiencias, ideas, imágenes y sonidos, entre otros. Ocurre gracias al estímulo de diferentes elementos del sistema nervioso. De acuerdo con el modelo cognitivo en psicología, a través del pensamiento se controla y se transforma toda la información que está almacenada en la memoria del ser humano.

Este proceso cognitivo básico permite el análisis, la evaluación, clasificación y comparación; así como la emisión de juicios de valor y la aplicación de los conocimientos adquiridos en la resolución de problemas. Es el que permite aprovechar toda la información. En la función del pensamiento intervienen varias zonas del cerebro como la formación reticular, el sistema límbico y el tálamo, las cuales determinan el tipo de pensamiento en cada persona.

Cómo mejorar los procesos cognitivos

Existen factores que determinan el apropiado funcionamiento de los procesos cognitivos. Para garantizar que este funcionamiento sea óptimo deben atenderse elementos como la actividad física, una dieta balanceada, buen dormir y descanso adecuado. También debe tenerse en cuenta que la educación es un pilar fundamental para el desarrollo y fortalecimiento de la cognición: leer y adquirir nuevos conocimientos son buenas técnicas para lograrlo.

Es posible entrenar los procesos cognitivos, tal como ocurre con los músculos. El entrenamiento cognitivo ayuda a mejorar aquellas habilidades que se usan poco pero que, de ser desarrolladas, contribuyen con el desarrollo de una inteligencia más fluida o una mayor atención, entre otros beneficios. Estas actividades están directamente vinculadas con los procesos que se desean fortalecer.

El entrenamiento de los procesos cognitivos, básicos y superiores, incide directamente en el aprendizaje, ya que contribuye con el desarrollo de habilidades que fortalecen la cognición, así como la memoria y el lenguaje. Todos los procesos cognitivos actúan como un engranaje para garantizar la interacción del individuo son su entorno.

Si deseas leer otras lecturas similares, haz click en los siguientes enlaces:

¿Te ha resultado útil este post?
(Visited 1.192 times, 1 visits today)

Si quieres conocer más artículos parecidos a ¿Cuáles son los procesos cognitivos básicos? Funciones puedes visitar nuestra portada y ver lo más reciente.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. Política de Cookies