¿Qué Hacer en Caso de Bullying o Acoso Escolar?

QUÉ HACER EN CASO DE BULLYING
Índice
  1. El Acoso o Bullying Escolar
  2. Qué Hacer en Caso de Bullying
  3. Qué no Hacer Ante el Acoso Escolar
  4. Perfil del Acosador Escolar y de la Víctima
    1. Perfil del Acosador
    2. Perfil del Acosado
  5. Qué Hacer Para Prevenir el Acoso Escolar en la Escuela

Muchas veces nos preguntamos porque nuestros niños no desean ir a la escuela. O estamos preocupados porque sospechamos que está teniendo problemas en ella. La mayoría de las veces esto se encuentra relacionado al Bullying, en este post te vamos a explicar Qué hacer en caso de Bullying por lo que te invito a que continúes leyendo.

QUÉ HACER EN CASO DE BULLYING

El Acoso o Bullying Escolar

El acoso o bullying escolar se encuentra relacionado con agresiones física, daño a cosas personales, robos hacia la persona acosada, difamación, burlas, insultos, amenazas, distorsión. Cualquier método orientado a someter a alguien a entrar una situación de inferioridad y humillación. Con el fin de que el acosador se sienta poderoso al tratar de someter al acosado.

En términos generales, todas las acciones que realiza el acosador tiene audiencia. Estas personas que se encuentran alrededor de este lamentable espectáculo son aquellos que pertenecen al grupo del acosador y que sencillamente disfrutan de la denigrante situación. Ellos se divierten con las “bromas de mal gusto” y tratan de asociarse con el acosador para ganar poder y protección del mismo acosador.

Los espectadores de esta situación desean el poder obtenido para poder cumplir algo o conseguir algo que anhelan. Que ellos no se animas de conseguir por sí mismos. Como se explicó anteriormente también evitan que haya u ocurra un cambio de papeles y ellos terminen estando en el lugar del acosado.

Este fenómeno ha venido ocurriendo durante mucho tiempo en todas las épocas. Pero es en la actualidad donde se ha reconocido como tal, esto es debido a que se ha incrementado estas situaciones en las escuelas. También esto al volverse tendencia al hacerse público se puede evitar mucha de estas situaciones notablemente al comenzar a idear planes de prevención. Ya que una de las consecuencias por el cual se ha hecho difícil enfrentarlo y solucionarlo es el secretismo que ronda este tema.

Todo lo que contribuye a que este tema sea una especie de tabú en la comunidad estudiantil es principalmente el secretismo. Pero también influyen los siguientes factores; clandestinidad, la ignorancia, consciente o inconsciente de los adultos con respecto a este tema de gran importancia. De alguna manera y acortando las distancias es un comportamiento al estilo mafioso. Cuyo éxito se encuentra basado en el principio iniciático de eso grupos, “la omerta”, el cual posee una ley del silencio tanto de las víctimas como de los victimarios.

Así como lo habla Eliot en el párrafo de su obra The Cocktail Party que se eligió como epígrafe en este post. “Las personas necesitan sentirse importante” esto es un hecho importante para todas las etapas de las edades y circunstancia de la vida. Es evidente que los grupos sociales y las grandes variedades de la cultura establecen una serie de patrones de conducta, considerados como óptimos. Por ejemplo; la realización de actividades significativas en la vida de las personas y en la de sí mismo.

QUÉ HACER EN CASO DE BULLYING

Otras acciones significativas que podemos mencionar es la actitud generosa hacia otras personas, el prestigio obtenido durante una gran trayectoria de vida, el uso creativo de las propias habilidades intelectuales, tanto sociales o físicos, entre otras. Pero esto no quiere decir que siempre se va a obtener esa meta u objetivo trazado, es decir, que no todo el tiempo se van a alcanzar. Debido a esto diversas personas apelan por alcanzar todo lo anterior escrito obteniéndolas por la fuerza, sintiéndose importante e imparable, sintiéndose imparables.

Un ejemplo de esto es el tema de hoy el cual es el “bullying”. En diversos casos se pueden encontrar las creencias socioculturales, el cual no solo va a impedir, sino que van a facilitar que sus actos intimidatorios se efectúen y aparte queden totalmente impune. Por esto es importante prestar atención cuando el niño no quiera ir a la escuela. Que prefiera quedarse en casa que ir a la escuela, son pistas que se puede identificar a simple vista, es por ello que debes saber qué hacer en caso de bullying. Esto se puede ver relacionado con lo siguiente:

“En ocasiones acompañada por signos tales como dolores imprecisos, malestares diversos o dificultades para salir de la cama, la frase, sin embargo, suele aludir a cierta clase de cosas que no tienen que ver con la próxima prueba de Matemática o las exigencias de la profesora de Geografía. Y sí con algo que para niños y jóvenes suele ser vivencialmente más importante: la relación con sus padres.

En realidad, muchas veces los puntos suspensivos serían cubiertos –si el chico se animara– por la explicación "porque me hacen la vida imposible". El fenómeno del acoso escolar (bullying, en inglés), también llamado intimidación, hostigamiento, matonaje o bravuconeada, se está convirtiendo en un tema acuciante de la realidad escolar en todo el mundo y se refiere, específicamente, a maltrato físico o verbal sistemático por parte de uno o más alumnos hacia otro.”

Qué Hacer en Caso de Bullying

Encontramos que el filósofo K. Popper expresó en una oportunidad la muy reconocida paradoja en cuanto a tolerancia. La cual en pocas palabras va a consistir en que si una persona es tolerante con una persona intolerante puede volverlo más intolerante de lo que era. Con esto resalta que, efectivamente, el punto esencial del problema y el cual es una de las causas principales por las cuales fracasan al tratar de abordar el tema.

Tanto los seguidores del “ojo por ojo” que creen en esta actitud de “pacifismo ingenuo”. Los cuales se convencen de que, por ejemplo, al poseer una correcta argumentación racional logrará bastar para así modificar esta actitud que poseen para intimidar. Que, justamente, no se afirme sobre bases racionales. Este va a ser uno de los factores para saber qué hacer en caso de bullying, por lo que es importante identificar estos factores.

QUÉ HACER EN CASO DE BULLYING

De esto es lo que proviene la dificultad y posiblemente el ocultamiento. Esto se encuentra relacionado a esas situaciones paradojales en las que cualquier actuación que se lleve a cabo se verá mal. Esto no va a ayudar que el acosado responda violentamente, tampoco sirve que se vuelva sumiso o incluso no sirve el querer tratar de negociar racionalmente con su acosador. Para que eso en verdad ocurra se es necesario identificar la raíz del problema.

Pero con lo anterior descrito no queremos decir que hay algún problema que no se pueda resolver. Sino que, como cualquiera otra situación humana, por muy difícil y complejas que puedan parecer, es algo que si tiene solución. Lo importante es saber qué hacer en caso de bullying y es por ello que te dejamos algunos consejos que puedan ayudarte. Por si tú y tus hijos o conocidos se encuentre atravesando por esta situación:

En primer lugar, es importante aprender a diferenciar lo que es efectivamente el acoso, que es una conducta cruel, la violencia ocasional por razones circunstanciales. Todo esto es muy difícil evitar y es por ello que prácticamente se es imposible eliminar en su totalidad todos estos sentimiento y acciones de ningún grupo humano. Por esto se debe analizar la situación desde una perspectiva diferente y poder así buscar posibles soluciones.

En segundo lugar, es de vital importancia que los adultos (incluyendo desde un principio a los docentes) asuman que el problema existe. Esto es algo que frecuentemente ocurre en la actualidad, el cual puede conllevar a graves consecuencias. Si tanto los padres como los representantes no le prestan la atención inmediata y no intervienen puede que ocurra inclusive una desgracia. Es por ello que deben prestar mayor atención al día a día de los niños y adolescentes.

Esto es debido a que aquellas circunstancias de malestar crónico, tanto individuales como colectivas, que si no se logran detener van a continuar creciendo. Las víctimas que sufren del bullying no van a poder sostenerse por mucho tiempo solos y que si no los ayudan a tiempo pueden quedar con daños que pueden llegar a ser irreparables. Es por esto que se debe prestar atención a todas las señales que indican que son víctimas de estas circunstancias y poder saber qué hacer en caso de bullying.

En tercer lugar, es importante intensificar, profundizar y perfeccionar la escucha tanto los padres como de los maestros. Con esto nos referimos a que debe tener y prestar mayor atención hacías los niño y adolescentes ante cualquier signo que pueden revelar circunstancias de acoso. Siempre deben estar abiertos antes los comentarios de ellos, siempre deben creer hasta que se demuestre lo contrario. Deben prestar especial atención cuando denuncien alguna situación relacionada con el acoso.

QUÉ HACER EN CASO DE BULLYING

Con esto nos referimos que siempre deben creerle desde un principio. Deben investigar mucho más. Aun cuando las autoridades se reservan el derecho de investigar con mucha más profundidad sobre lo que se trata dicha denuncia. No se debe ignorar esta denuncia, ya que por este motivo es que las situaciones llegan a complicarse y lamentablemente llegan a resultados terribles.

En cuarto lugar, es sumamente esencial y vital convencerse y de esta manera actuar por consecuencia. Se debe tener en cuenta que estos tipos de comportamientos nacen, crecen y se desarrollan en territorios culturalmente fértiles. Podemos explicar esto de la siguiente manera, si se da el caso que el acosador se va de un determinado lugar y aun así no cambia el ambiente de la escuela. Es 100 % seguro que va aparecer otro, sin que se pueda evitar. Es por esto la importancia de actuar por consecuencia.

La clave para poder atender esto consiste en crear condiciones institucionales contra la crueldad y el acoso. La cual esta se vea muy mal y se castigue de acuerdo a la falta realizada, de una manera justa e igualitaria. Es en estas condiciones que se van a vaciar todos los valores que van a sustentar todas esas actitudes y así se vayan debilitando de esta manera las ganas de querer participar de algo que "todo el mundo sabe que es negativo".

Se debe crear situaciones en las que "hostigar a otro no sea negocio", es decir, que no sea algo de qué alardear. Esto no solo será por las consecuencias normativas, sino que también van a tener repercusiones sociales. Por lo tanto, no solo basta con oponerse a algo que es totalmente negativo. Sino que también es necesario proponer posiciones diferentes, con esto queremos decir, que se debe generar todo tipo de situaciones en las que puedan sobresalir y así sean muy evidentes las tendencias hacia lo que se considera empático y altruista.

Estas tendencias y preferencias se encuentran presenten en cada uno de los individuos. Incluyendo lo reales o incluso virtuales acosadores, estos podrían cambiar su actitud ante una invitación a hacer un uso más proactivo, positivo y valorado con su liderazgo. Es de esta manera que se comienza a satisfacer esa necesidad de ser importante, pero cambiando el contexto. Es decir, que no necesariamente tiene que hacer su de su cualidad como líder para hacer daño otro y demostrar de esta manera lo importante que es.

“De todos modos, si bien hay que atender a los dos (acosador y acosado) -sin desestimar el hecho de que el primero puede haber llegado a asumir ese papel por haber sido víctima antes- la prioridad la tiene el acosado, por lo degradante de su situación y por los riesgos que tal condición implica para sí mismo y para los demás.

La amarga pregunta sin respuesta "¿Por qué a mí?" ha perseguido incluso hasta la adultez a muchos niños y sanar las heridas de su autoestima les ha requerido un enorme esfuerzo. Conviene aclarar que nos referimos a aquellos casos en los que tal esfuerzo puede considerarse el "mal menor", ya que fue posible evitar alguna explosión de violencia que ocasiona un desastre en sus vidas o en las de otros.”

Una de las mejores formas de poder ayudar a la persona acosada bien sea real o virtual es informarle. Que, según sus propias palabras, estas clases de situaciones le ha ocurrido y aún le sigue sucediendo a muchas personas. También hay que resaltar que hasta los mismos adultos pueden llegar a sufrir bullying, se conocen pocos casos, pero si se conocen. Esto no quiere decir lo que le encuentre sucediendo es plenamente su culpa. Ni mucho menos se debe estigmatizar que esta situación será de por vida.

Se le debe hacer entender que solo será una etapa de su vida que podrá ser superada, así como tantas otras que ha pasado a lo largo de su vida. Se les debe motivar para que no caiga aún más en la desesperación que el bullying conlleva. Esta clase de mensaje se le debe de transmitir con mucha convicción, suele tener un impacto positivo a nivel psicológico preventivo y sanado. Cuando te preguntes qué hacer en caso de bullying, ya sabes que debes apoyar al 100 % a los acosados.

Otra manera es adaptando y entrenando a los niños y adolescentes en lo que se ha denominado hoy en día capacidad asertiva. Con esto nos queremos referir, enseñar a los niños de una manera saludable para escapar de la trampa de someterse o incluso de responder con violencia. En la gran mayoría de las veces aquella amenaza que hace el acosador es mucho más “simbólica” que verdadera, no es más que puro alarde.

Si el acosado procede a rechazar esta amenaza simbólica de una manera lisa y llana articulando de manera adecuada y con mucha seguridad. Esto puede llegar a detener el proceso del bullying, antes de que en verdad comience la situación del caso real de acoso. Evitando de esta manera todo tipo de situación que pueda causar un daño que pueda ser muy grave para el acosado.

QUÉ HACER EN CASO DE BULLYING

“Por último, la manera principal y fundamental de ayudar al acosador (y, al mismo tiempo, a todos los demás) es detener su acción.

Para ello, la escuela tiene el derecho de establecer, acordar y hacer cumplir las normas que considere adecuadas, según los siguientes principios básicos: a) son las que le permiten sostener el esfuerzo de gobernar la institución, y b) son efectivas en la prevención e interrupción de círculos viciosos de violencia, como es el caso del "bullying".  Es probable que éste sea el tema que más duramente desafíe a la relación escuela-padres.

Por tal motivo, es necesario poner la lupa sobre él, instalarlo en la agenda institucional, buscar apoyo profesional, requerir información de lugares donde se investiga y se experimentan soluciones sobre el asunto y, una vez trabajado en el ámbito de la escuela o centro, abrirlo a la consideración de los padres en general y especialmente de aquellos cuyos hijos se han visto involucrados en algún episodio de intimidación.”

Qué no Hacer Ante el Acoso Escolar

Durante este tipo de situación se pueden presentar diversas situaciones donde siempre se van a encontrar involucrados tanto los profesores como los maestros. Es aquí donde se presentan diversas situaciones, donde en algunos casos tanto los padres como los maestros pasan por alto todas las señales donde hay presencia de acoso. Luego están donde estos si se dan cuenta o lo sospechan pero no le prestan la debida atención.

Ya que aquí juegan un papel en ellos con ideas arraigadas que van a resistirse completamente a la prueba de realidad. Algunos del pretexto que los padres dicen al momento de ver o de sospechar que su hijo se encuentre en una situación de acoso es el siguiente:

"Son cosas de chicos."
"Tiene que aprender a vivir."
"Tiene que hacerse hombre."
"No hay que ser buchón (delator)."
"Si se dejó pegar, se merece que lo castigue, por flojo..."
"No vamos a estar metiéndonos en cada pavada..."
"Sucedió en la escuela, que lo resuelvan ellos..."

QUÉ HACER EN CASO DE ACOSO ESCOLAR

En cuanto a los maestro o docentes también colocan excusa a la hora de hacer frente a una situación irregular de acoso. Estas expresiones suelen jugar en contra de su intervención:

No saben bien qué hacer.
La cultura escolar no suele prestar demasiada atención a lo que ocurre "entre los chicos".
Muchas veces los episodios de acoso no afectan el "normal desarrollo de las actividades".
En general, no se realizan en el aula ni a la vista de todos.

En aquellas escuelas que son mayormente femeninas, no asumen el término del bullying. Sino cuando sucede este tipo de situaciones tienden a relacionar estas conductas bravuconas a “cosas de varones”. Aunque científicamente hablando, el acoso se puede ver mucho más en varones que, en niñas, ya que en el caso de estas últimas suele ser mucho más sutil y sobre todo verbal.

Es muy evidente cuando una persona se niega completamente a afrontar su realidad. Este tipo de personas suele caer de golpe y recibe el balde de agua fría de la realidad en un momento menos esperado. Es aquí cuando surgen los casos de bullying, mayormente en los primeros años de enseñanza de la secundaria, esta es la edad donde los adolescentes se encuentran más inestable emocionalmente.

Estos son los casos más complicados ya que esta es la edad crítica y son más susceptibles a las situaciones de acoso. Llevándolos incluso al extremo del suicidio u homicidios, esto ocurre ante la sorpresa y la perplejidad de aquellos adultos que no prestaron la suficiente atención cuando la necesitaban. Estos episodios pueden llegar a tener cuando se mantiene por mucho tiempo e incrementa el aislamiento y la impotencia de los abusados.

Perfil del Acosador Escolar y de la Víctima

Lo primordial para saber sobre qué hacer en caso de bullying es conocer cómo es tanto el acosador como el acosado. No todo el mundo es acosador y no cualquiera es acosado, pero si cualquiera puede tomar el rol de espectador. Este es el factor más resaltante y el que tiene una mayor importancia al momento de tratar de avanzar y buscar posibles respuestas a este problema.

Ya que sin espectadores no se va a dar un espectáculo y el acosador al no ser protagonista no va a querer mostrar su “dominio”. Por lo que los espectadores son más capaces de intervención adulta que los mismos participantes directos de la situación.

“Por ejemplo, durante la investigación de un hecho en el ámbito escolar, los espectadores no tendrían que pasar por la difícil situación de auto acusarse (como el acosador) ni por la de acusar (como el acosado).

Serían testigos y, sin importar el mayor o menor placer que les haya proporcionado la situación, podrían ser invitados a mantener una ronda de conversaciones para describir los hechos y reflexionar sobre sus posibles consecuencias. Inclusive, si es necesario, podrán conservar el anonimato, tanto propio como de los protagonistas del hecho.

Más aún, ya sea como resultado de instrucciones precisas o espontáneamente, un "¡Basta ya!", dicho en forma decidida por uno o más de los asistentes a un acto intimidatorio puede acabar rápidamente con la situación de violencia y sentar un precedente valioso para otras similares.

Acosadores y acosados, en cambio, son menos accesibles y suelen presentar algunos de los siguientes rasgos, no en forma estricta, pero con bastante frecuencia.”

Perfil del Acosador

A continuación, vamos a explicarte cual es el perfil de un acosador, para que así se puedan identificar, lograr atender la situación y sabrá qué hacer en caso de Bullying. Este es un factor importante para poder identificar las características más resaltantes en este tipo de personas:

Estas personas presentan series problemas con la autoestima. Se sienten limitado, es por eso que solo siente que se pueden destacar de esta manera, es decir causando daño a los más débiles. La principal característica de este tipo de personas es que vienen de un hogar violento. Con esto queremos decir, es que viene de una familia donde piensa que con la violencia se puede resolver todo.

También se caracterizan por ser mayores o incluso más fuertes que la mayoría de sus amigos. Se caracterizan por ser muy carismáticos, pueden causar a igual nivel admiración y temor. Estas personas son casi siempre extrovertidos o impulsivos, ellos pueden estar con ese tipo de conducta debido a abusos sufridos con anterioridad. También lo que los puede mover la envidia y es por esto que actúan de esta manera.

También pueden padecer algún grado de “alexitimia”, con esto nos referimos que no tienen la capacidad de reconocer los sentimientos propios y ajenos. Debido a razones culturales – familiares poseen varias formas de sobresalir. Eligiendo elevarse sobre una o inferiorizar a las habilidades de los demás, ello siempre va a optar por la segunda.

Perfil del Acosado

En este apartado podemos conocer el perfil del acosado, esto es muy importante ya que permite identificar y abordar a aquellas personas que necesitan ayuda. Por lo que así sabrás que hacer en caso de bullying al poder identificar a la víctimas de estas situaciones de acoso:

La gran mayoría de las personas que son víctimas de las situaciones de acoso tienden a ser tímidos y temerosos. Son los más pequeños, más débiles e incluso más torpes que el resto de sus compañeros. Normalmente los acosadores se meten con alguien que pertenece a una minoría dentro de su salón o año con esto nos queremos referir que se encuentra en la minoría de algún género, étnica, social o incluso de referencias. Un ejemplo de ellos es a un niño que no le guste o no le llame la atención el fútbol.

Son considerados por ser asociales, es decir, son solitarios y no hacen amigos. Por norma general siempre son introvertidos. Otro factor que puede que los coloque en la mira de los acosadores es que pueden ser recién llegado. También poseen alguna desventaja física. Tienden a ser muy inteligentes, llegando al punto que se destacan y por ello son objeto de envidia.

Un factor por el que los acosadores se meten con las víctimas, así como se les explicó anteriormente. Casi nunca pueden decir que no, ya que acceden rápidamente a los pedidos de los demás para evitar posibles problemas. Este tipo de personas puede que ya hayan denunciado las situaciones de acoso, pero que posteriormente etiquetados. Tienden a tener la necesidad de ser aceptados por los demás.

Estas personas tienen la creencia que soportando todo lo que les hacen es la mejor manera de lidiar con ellas. Qué si aguantan lo necesario, sus dificultades “desaparecerán”. Por las razones culturales – familiares, llegan a creer (ya que esto siempre es dicho por los mismos padres) que no responder nunca a la violencia de otros es la manera más adecuadas de calmarlos.

Según varios estudios se ha llegado al resultado que estos acosados, tienden a ser acosadores en potencia. Ya que como sucede en el “Síndrome de Estocolmo” van a admirar a quien los está acosando e intentan identificarse con él.
Pero se debe tener especial cuidado y observar muy bien, ya que algunos rasgos se pueden llegar a mezclar. Por lo que aparecen los mismos en unos y en otros. Estos suelen ser actos de presencia de un modo inverso o incluso reactivo. Un ejemplo de ello es la baja autoestima, esto es un problema que se va a mostrar como sobrevaloración.

Qué Hacer Para Prevenir el Acoso Escolar en la Escuela

Con mucha seguridad, se puede hablar de que existen diversas acciones que se pueden realizar desde la escuela. Con el fin de comenzar a producir el cambio cultural, el cual será necesario para que los comportamientos inadecuados hacia los demás se acaben por completo. Para que así de esta manera se pueda se eviten todo este tipo de situaciones no gratas para las víctimas. Es así como se sabe qué hacer en caso de bullying y poder atacar la raíz antes de que crezcan. Podemos mencionar algunas sugerencias para esto:

Lo importantes desde el primer momento en que se sospeche de una situación de acoso es siempre estar atento, pero no llegar al punto de alarmarse. Aun cuando exista un rasgo patológico en general se trata de conductas que en varias medidas y contexto son humanas. Existen un sinfín de ejemplos de liderazgos fatídicos, seguidos por millones de adultos instruidos, es lo que más se refleja en la historia.

Un estado de alarma no será una medida adecuada para pensar y que paradójicamente puede ocasionar los servicios de acosos a los acosadores. Esto pueden ser reales o potenciales, esto es lo que son capaces de incitar a los adultos. Varios meses, cuando se presenta un determinado caso, mantener la calma y la firmeza, tanto de los directivos como el de los docentes ha hecho su cometido.

Con esto nos queremos referir que esta actitud va a inducidos a los acosadores a desistir de sus actos de acoso. En este caso, como sucede con tantas otras circunstancias, la identificación de estas mismas situaciones es fundamental para evitar alguna desgracia. Algunos argumentos que tienen varias similitudes como lo so; a "no es como para estar orgulloso", "nadie lo estará, ni nosotros ni tus padres y, además, acá, no estamos dispuestos a permitirlo..." pueden ser realmente efectivos contra ellos.

Por otro lado, aquellos acosadores reales o que son realmente potenciales son especialmente minoría. Es por esto que sobre lo que se expresó anteriormente en cuanto a los espectadores o testigos y el concepto de un grupo escolar como un todo. Por lo que debemos asumir que la presión que esta minoría puede llegar a ser mucho mayor. Los espectadores no llegan a clasificar en la categoría de acosador ni tampoco en la de acosado.

Sin embargo, esto no quiere decir que van a quedar completamente exento que posiblemente en un futuro unos de ellos pueden convertirse en una futura víctima de acoso. Si es que se llegan a dar ciertas circunstancias para que cambie el panorama. Crear conciencia y fomentar programas para poder eliminar esto va ayudar con total certeza que surgirá una nueva cultura.

“Debido a que el secreto es el factor clave de estos comportamientos, todo lo que se haga para darle estado público al problema será conveniente.

Siempre que no vulnere la privacidad de nadie: carteles, concursos de afiches, tratamiento en Consejos de alumnos o Centros de estudiantes, trabajo de colaboración con los líderes positivos del alumnado, proyección de videos con debate, clases especiales, circulación de hojas volantes, Jornadas contra el abuso, etc.

"Usamos el término abuso con toda intención, ya que el propósito consiste en ir creando una microcultura inmune a los abusos de todo tipo, incluidos los casos de "bullying". Tratarlos así permite enfocar mejor, incluirlos dentro de un repertorio de conductas que también se ligan con cierta "cultura machista".

De paso, no hacerle publicidad al "bullying" por nombrarlo excesivamente. Suele afirmarse que "salvo las enfermedades y los desastres climáticos, más del 90% de los problemas del mundo son resultado de que existan personas que no mantienen sus acuerdos".

No podemos afirmar completamente si lo anterior citado es exactamente así como lo describen. Pero ese sentido de la idea puede llegar a tener un mensaje efectivo para la comunidad si se les proyecta de manera correcta. Si se entiende como comportamiento abusivo es aquel donde supone un mal uso o incluso indebido del cuerpo. Las ideas, los sentimientos, el buen nombre, el espacio o el tiempo de otro una buena consigna para así propagar el siguiente mensaje “No al abuso, si al respeto”.

También se debe promover, es algo sumamente importante y clave que entiendan. Que deben denunciar el abuso ya que esto no lo va hacer un delator sino va a velar por los demás quedando común cuidador en común. Porque debido a una cultura de abuso nadie se encuentra realmente a salvo. Por esto es importante enfrentarse al acosador por las vías legales e impidiéndole que lastime a alguien más.

Es importante que las escuelas elaboren programas y políticas al respecto a este tema, que se pueda difundir para poder crear campaña contra esto. Deben saber manejar las situaciones y no actuar como si (cuando ocurre una situación de acoso) fuera la primera vez. Se deben prever los procedimientos y las medidas directivas necesarias para implementar el castigo debido y también que no se vuelva a repetir la misma situación.

Todos estos procedimientos deben ir de la mano con los directivos y profesores de la unidad educativa. Conjuntamente con los mismos padres, sobre todo realizar un estudio a los padres de los acosadores, puede que esa conducta fue aprendida en el hogar.

Es por esto la importancia de la pedagogía de la unidad educativa, tanto como de los directivos y de los maestros. Un seguimiento exhaustivo es lo que se deben hacer a este tipo de casos y no dejarlos pasar debajo de la mesa como se ha venido haciendo.

Desde el punto de vista práctico, muchos estudios han demostrado que el estado de alerta de los adultos dentro de lo que es el ámbito escolar suele reducir sensiblemente los episodios de acoso.

Es importante supervisar el buen comportamiento de los alumnos, como el hecho que todos deben estar en clases mientras deban estarlo, vigilar los baños, pasillos, depósitos, laboratorios, entre otros. Dichos escenarios pueden ser utilizados para cometer esto actos de crueldad o de acoso.

Estos lugares son los que se prestan para que los estudiantes permanezcan cierto tiempo fuera de la vista y del control de los adultos. Es por esto tan importante, vigilar a todos los alumnos sobre todos aquellos que tiene las características o el perfil de acosador o acosado.

El responsable de aula también debe prestar atención a los cambios de conducta de uno o más alumnos. Algunos de estos cambios se pueden encontrar como el aislamiento, silencios persistentes, ausencias reiterada, desatención, alteraciones bruscas en el rendimiento académico. Esto es de suma importancia para poder identificar y saber cómo actuar en caso de Bullying.

Es importante entonces, que las escuelas se conviertan en el foco de iniciativas y programas que motiven a no apoyar el Bullying. Lo pueden hacer a través de la circulación de información por la red o a través de folletos, con las medidas y los procedimientos básicos. Que les sirvan a los jóvenes como guía y puedan romper esa cadena de daño que hoy en día se ha vuelto tan conocida por la incidencia de tantos casos conocidos.

Todos se deben involucrar en esta creación de programas contra el bullying. Esto es una lucha de todos con todos; padres con hijos, padres con padres, maestros con alumnos, maestros con padres, maestros con maestros, directivos con todos los demás. Es decir, todos deben involucrarse en este proceso. También deben hacer de partícipe a profesionales que puedan guiarlos y transmitirles los conocimientos necesarios que necesitan para aplicarlos a los problemas.

Si te interesó este tema, también te invito a que continúes leyendo los siguientes temas y logres así completar los conocimientos que ya tienes. Los enlaces de los temas son los siguientes:

¿Te ha resultado útil este post?
(Visited 37 times, 1 visits today)

Si quieres conocer más artículos parecidos a ¿Qué Hacer en Caso de Bullying o Acoso Escolar? puedes visitar nuestra portada y ver lo más reciente.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. Política de Cookies