¿Cómo dejar de ser celoso para no dañar la relación?

Índice
  1. ¿Cómo dejar de ser celoso?
  2. ¿Cómo controlar los celos y la desconfianza?
  3. ¿Cómo evitarlo?
  4. Recomendaciones

Alguna vez ha escuchado el término de “relación tóxica” que en la actualidad toma bastante fuerza. La toxicidad conyugal tiende a surgir gracias a unos celos desmedidos que paulatinamente destruyen la relación. Pero ¿Cómo dejar de ser celoso? Permanece en este post para saberlo.

CÓMO DEJAR DE SER CELOSO

¿Cómo dejar de ser celoso?

Llevar una relación insana tiene algunas vertientes, en primer lugar está la Codependencia, definiendo a la persona que justifica las conductas dañinas de sus seres queridos. Sin embargo, los celos también inciden de manera muy negativa en la unión de una pareja. A través de este post conocerá algunas técnicas especiales para combatir este sentimiento que consumó el interior hasta conducir a los afectados para cometer locuras.

Los celos son un común denominador en las relaciones de parejas, pero queda en su parte el saber controlarlos. Es natural que en algunos episodios un sujeto sienta un sinsabor al descubrir que otros pretendientes son más atractivos que él/ella y por esa razón la pareja esté a punto de abandonarlo. No obstante, si el amor es sincero y la confianza tiene buenos cimientos ¿Vale la pena destruir una unión a base de desconfianza y celos?

¿Cómo controlar los celos y la desconfianza?

Es importante controlar estos dos factores si está interesado/a en preservar una relación. Está comprobado que los celos desbordados aniquilan la confianza en cuestión de horas, minutos o días. Una vez que la desconfianza hace acto de presencia, es muy complejo rescatar todos los valores sentimentales que alguna vez fortalecieron ese amor. Un consejo importante es acudir a la Terapia de pareja, para recibir la asistencia de un especialista.

Echarle en cara todos los motivos de celar a la pareja no es un camino viable para desahogarse, porque el otro percibirá que esa confianza adquirida está esfumándose poco a poco. Generalmente, la inseguridad es el origen que desencadena esa necesidad de proteger a la pareja, al amigo, al familiar o a esa persona que no desea perder por nada del mundo. Los celos también trasciende la frontera conyugal para acceder a la fraternal.

En la tarea de cómo dejar de ser celoso, la primera tarea a tener en cuenta es el reconocimiento del celo. En otras palabras, necesita confirmar que es celoso para recibir ayuda pertinente. Suele favorecer una sesión con un psicólogo (sea en pareja o individual con el celoso) para hallar ese punto de quiebre que induce a la desconfianza. La culpa no es de la pareja, mucho menos si son infundados.  ¡No confronte a su pareja si no tiene motivos de peso!

CÓMO DEJAR DE SER CELOSO

El celoso debe estar consciente de la emoción que está sintiendo y las consecuencias de no controlar sus pasiones. Cada día salen a flote noticias sobre crímenes pasionales, relaciones intrafamiliares o violencia doméstica por causa de los celos. No sea parte de la frase “hay amores que mata” y reconoce que tiene un grave problema de inseguridad que no le permite amar sin miedos.

¿Cómo evitarlo?

Los celos expresan ese terror por perder a ese ser amado o que esté a punto de abandonar la relación para marcharse con un tercero en discordia. Algunas veces es entendible esa necesidad de retener, pero al comulgar con esta acción, el celoso también es dependiente. Incluso, en la amistad es visto como el temor por perder la atención de ese amigo cercano con el que ha compartido vivencias, anécdotas y un tercero está apropiándose de eso.

Presentar matices de celos es considerado como un evento normal, porque las relaciones interpersonales están a flor de piel. El contacto frecuente entre individuos es indispensable para mejorar la comunicación social. Ahora bien, cuando una persona es egoísta con otras, los celos entran por la puerta para pelear la atención de un receptor.

Cuando los celos dejan de ser una demostración de halago, una preocupación por perder al ser amado para ser un episodio constante o molesto, es porque la situación está saliéndose de control. Los celos pasivos pueden transformarse en conductas patológicas que acaban en tragedias, agresiones y en la muerte. Por eso, es trascendental que el individuo reconozca que es celoso y solicite ayuda inmediatamente, para controlar su ira y dejar ir hasta sanar.

Es importante restituir la confianza en sí mismo, porque de ese modo la persona sabrá que otras pueden amarle por cómo es, a través de su forma de ser y principalmente, el concepto o amor propio que tiene de sí. Cuando esto sucede, el sujeto conoce cómo es en su entorno, su aspecto interior y está al tanto sobre lo que debe mejorar para que la aceptación de otros sea amena.

CÓMO DEJAR DE SER CELOSO

Es de humanos reconocer cada uno de los errores cometidos. Nadie en el fondo busca ser celoso. El impulso e inseguridad es una combinación letal que causa mucho daño tanto a la víctima como a su victimario. Será oportuno analizar cuáles son los problemas de raíz: un desarrollo vital con una relación entre padres fracturada, infidelidades, sentirse sin valía para atraer a ese ser amado y muchas razones más.

Nunca dependa de la valoración de otros para sentirse importante. El celoso generalmente persigue esta atención de su pareja o sujeto cercano con el que siente gran afinidad. Renuncie al egoísmo, aprenda a valorar al ser amado y otorgue esa confianza que es tan sanadora para que la relación funcione de maravilla. No ahogue ni atosigue, o de lo contrario, el ser querido saldrá huyendo ante un círculo tóxico de desconfianza.

No necesita el amor de otros para sentirse valorado/a. No espere esa aceptación de terceros, porque el Apego emocional en una persona insegura desencadena los celos en cualquier circunstancia. Canalice su problema frente a un psicólogo, que estará en buena disposición de ofrecer consejos para mejorar la salud mental.

Recomendaciones

Tome en cuenta las siguientes pautas para superar todos los conflictos emocionales a raíz de celos enfermizos. Si es víctima de un cónyuge con explosiones de conducta, demostrando signos muy evidentes de agresión o abuso físico-psicológico, no permanezca mucho tiempo cerca, o de lo contrario explotará en su contra. Es imposible ayudar al afectado si no reconoce su problema.

Analice la causa de los celos: Para responder esa pregunta que ha motivado este post ¿Cómo dejar de ser celoso? La primera recomendación es que se sincere consigo mismo. ¿Por qué está celoso? La respuesta podría ser reveladora, porque la raíz del problema estaría en evidencia. No le eche la culpa de los celos a ese entrenador que mira a su novia mientras está ejercitando su cuerpo, o a la ex pareja que ha escrito un mensaje a su celular.

CÓMO DEJAR DE SER CELOSO

Ninguno de ellos tiene la culpa de la inseguridad que el celoso está experimentando. ¿Qué está ocurriendo en su interior para despertar esa acción de celar, cuidar más de la cuenta? Cada una de las afirmaciones son vitales, porque así la víctima pone en perspectiva qué está pasando en la relación, hasta qué punto podrá aguantar la situación o si lo más aconsejable es dejar ir a esa persona para emprender el camino hasta el amor propio.

No pensar mal de la pareja: No mantenga en la mente imágenes fantasiosas de la pareja con otra persona en actos de infidelidad. Mientras no pueda comprobar con sus propios ojos, no piense mal para no predisponer la confianza. Controle su mente hasta dejar de ser negativo. No obstante, si él/ella tiene actitudes extrañas, su comportamiento ha cambiado o la frialdad está a la orden del día, es necesario conversar pacíficamente para replantear situaciones.

La mente es poderosa y ante cualquier adelanto que tenga, es posible desencadenar una futura discusión con la pareja por no contestar los mensajes a tiempo, o no atender una llamada importante. Relajarse es la recomendación en este apartado, sin dejarse llevar por ese “flash” que produce la sensación que la pareja está con otra persona. No permita que los celos se apoderen en demasía, porque cambiará su vida para mal.

Fomentar la autoestima: Este es un punto crucial de comprender, porque la razón de los celos es motivo de una inseguridad, un trauma del pasado o un rechazo amoroso. Si la persona es segura de sí misma, se ama lo suficiente y está clara de sus convicciones emocionales, probablemente no sentirá celos de su cónyuge en ningún momento. En todo caso, los temerosos sienten el “peligro” de perder al ser que más quiere a cada instante, convirtiéndose en un cúmulo de opresión que podría pasar a explosión.

¿Cómo dejar de ser celoso? Sencillo, trabajar en su autoestima ante un especialista, conviviendo con seres queridos que conoce a la perfección, porque solo ellos están en capacidad de reconstruir su valía. Esto no quiere decir que la aprobación de terceros sea el camino a seguir, porque solo es un ejercicio de enlistar todas las virtudes que posee para que otros se fijen en ellas sin reservas.

Olvidar las heridas del pasado: Proyectar otras relaciones que no guardan relación con la actual es un completo error. No olvide que está viviendo en el presente, por tanto, debe dar ese sitial de honor a la pareja reciente. No intente compararla con otros fracasos o que su comportamiento es similar. Cada relación tiene su mística para resolver situaciones adversas. Intente hablar antes de juzgar o mucho menos, de explotar por celos infundados.

Que haya sufrido una traición amorosa no quiere decir que este paradigma repita el círculo una y otra vez. Si está conociendo a alguien que vale la pena, luche por mantener un trato cordial y sobre todo, amoroso. Aprenda a soltar esas ataduras que no dejan impulsar ese amor para mostrar su mejor versión. Es posible que malas experiencias dejen cicatrices traducidas en desconfianza, pero es hora de dar un paso al frente para amar sin reservas.

Fortalecer la relación: ¿Cómo dejar de ser celoso? Planteando actividades que ayuden a superar esa zona de confort. Establezca una lista de planes para hacer que permitan compartir la mayor parte del tiempo en grata compañía. Ir a la playa, al cine, visitar un centro comercial, leer un libro de autoayuda, preparar una cena romántica y mucho más está permitido para recuperar el terreno perdido por causa de los celos.

La intención de este post es que la relación de pareja sea lo más óptima posible. De vivir grandes momentos de felicidad, cómo dejar de ser celoso es una pregunta que pasa a un segundo plano, porque ambos sucumbirán en ese amor que algún día los unió. No permita que los chismes o malos entendidos empañen ese intento por reconquistar. Cada actividad reseñada afianzar ese vínculo amoroso.

Respirar profundamente: Cuando sienta que los celos están invadiendo el cuerpo, realice el ejercicio de inhalar-exhalar varias veces. Una vez ejecutada esta técnica, podrá experimentar una sensación de bienestar. Aunque parezca increíble, el ejercicio aminora los ánimos caldeados hasta conducir a un estado de relajación. Si los celos se adueñan del cuerpo, todas sus manifestaciones tendrán consecuencias terribles.

Dejar el móvil: Ese estado “en línea” de WhatsApp, el “visto” en otras redes sociales o la última hora de conexión son el dolor de cabeza para los celosos.

Es realmente castrante estar encima de la pareja, preguntando a cada instante qué hace, con quién está o cuándo podrán verse, tan proporcional a observar la última hora en que accedió a su perfil social. Es vital brindar un poco de espacio, para no asfixiar a la pareja. Olvídese un poco de “en línea” y “visto” para ocuparse de otras labores para distraer la mente.

Aprender a hablar de forma constructiva: ¿Cómo dejar de ser celoso? A través de una buena comunicación. No solo basta con el fondo, porque también la forma cuenta en la resolución de problemas. Intente comunicar sus inquietudes pasionales con buenas palabras, buen trato y sobre todo, dejando que la pareja tenga ese espacio para argumentar su parte.

Evite la discusión, para fomentar la cordialidad, coherencia y comprensión. Si hay celos con motivo, es prudente dejar los puntos claros para que los malos entendidos no sigan dañando la relación. Si ambas partes están alteradas, es una pésima escena para despejar el panorama. Procure que el raciocinio esté por encima de cualquier pasión existente para entablar esa conversación tan necesaria.

Empatizar: Por último, pero no menos importante, recrearse en el lugar de un celoso es un gran ejercicio para comprender su proceder.

Aprende a distinguir una buena relación entre amigos al comienzo de un noviazgo (o al menos, si pretende llevar esa cordialidad a instancias más sentimentales). Intente ponerse en la piel de una pareja que discute por culpa de los celos y verá que no querrá ese patrón para vivir.

¿Te ha resultado útil este post?
(Visited 146 times, 1 visits today)

Si quieres conocer más artículos parecidos a ¿Cómo dejar de ser celoso para no dañar la relación? puedes visitar nuestra portada y ver lo más reciente.

Artículos Relacionados

    2 Comentarios

  1. Cristian Lozada dice:

    Excelente labor, los puntos muy claros y concisos.
    Muchos éxitos Diego se denota tu gran pasión por la redacción.

  2. Jhonny Pérez dice:

    Amor propio, confianza y comunicación, es lo vital para una relación estable. Me encantó todo Diego, muchos éxitos y bendiciones para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. Política de Cookies